Quién es Robert Hugh Benson

Robert Hugh Benson (1871-1914) fue el hijo menor de Edward White Benson, Arzobispo de Canterbury, converso al catolicismo, eminente autor de ficción y apologética.

En la British Library de Londres repasé el registro de libros publicados en Inglaterra entre los años 1903 y 1916, es decir, desde su conversión hasta dos años después de su muerte. Todos los años, desde 1905 hasta 1915 se publican dos, tres o más obras de este autor. Muchos de sus libros se reeditaron, como es el caso de A Winnowing, publicado en 1910 por la editorial Hutchinson y reeditado en 1911, 1913 y 1914… leer más.

Publicado en Artículos | Deja un comentario

Redescubrimiento de Adaptaciones Literarias en el Cine: «The Necromancers» de Robert Hugh Benson, una Joya Cinematográfica

He descubierto una versión cinematográfica de «The Necromancers». Esta novela cautivadora novela de Robert Hugh Benson explora los límites de la fe, el amor y la intrusión en el más allá. Esta película ofrece a los espectadores modernos una ventana única al pensamiento y la creatividad de Benson . Su obra continúa resonando más de un siglo después de su publicación.

Introducción: Un Legado Cinematográfico Renovado

En el fascinante cruce entre cine y literatura, algunas películas destacan por su capacidad de capturar la esencia de obras literarias originales. Entre estas destacadas adaptaciones literarias fieles se encuentra la película basada en «The Necromancers» de Robert Hugh Benson. Esta joya cinematográfica redescubierta nos sumerge en los misterios del ocultismo y las profundidades del espíritu humano: el amor, la vida y la muerte. Este film no solo revive la magistral obra de Benson sino que también nos invita a reflexionar sobre la eterna búsqueda de lo desconocido.

«Benson, Robert Hugh. THE NECROMANCERS. London: Hutchinson & Co., 1909

Un Puente entre Dos Mundos: Espiritismo y Moralidad Victoriana en el Cine

«The Necromancers» nos lleva a un viaje a través del espiritismo y las complejidades morales y espirituales de intentar comunicarse con los muertos. Este tema resonó profundamente en la era victoriana. La adaptación cinematográfica captura este choque entre el deseo humano de trascender los límites de la realidad y las rígidas normas de la moralidad victoriana. Esta obra ofrece una visión que se constituye en una meditación sobre el duelo y una crítica a la obsesión por el ocultismo.

La Relevancia de «The Necromancers» Hoy: Conflictos entre Ciencia y Fe en el Cine

El redescubrimiento de «The Necromancers» destaca la atemporalidad de las preocupaciones de Benson y su relevancia en la era actual. En un tiempo donde la tecnología desdibuja cada vez más los límites entre lo tangible y lo metafísico, esta película invita a reflexionar sobre los límites de la humanidad y el conflicto perpetuo entre la ciencia y la fe.

«The Necromancers» se erige como un puente entre el pasado literario y el presente cinematográfico, demostrando el poder de la narrativa de Robert Hugh Benson para trascender el tiempo. Para aficionados a la literatura y entusiastas del cine, especialmente aquellos interesados en películas sobre ocultismo y adaptaciones literarias fieles, esta película representa una oportunidad única de explorar temas de espiritismo, moralidad y el eterno debate entre la luz y la oscuridad.

«Los espiritistas». Homo Legens, 2010

Existe una versión castellana del libro con el título «Los espiritistas», editado en 2010 por Homo Legens. Pero creo que se encuentra descatalogado.

Aquí el enlace a la película completa: https://www.youtube.com/watch?v=lMzXgAt8UP0

Publicado en Artículos, Noticias | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Descubriendo a Dios: Un Diálogo entre la Apologética de Robert Hugh Benson y la Experiencia de Sergio Gómez Moyano

Sergio Gómez Moyano presentado «¿Adónde te escondiste?» en la librería Paulinas de Barcelona

En el vasto panorama de la apologética católica, la figura de Robert Hugh Benson destaca como un defensor apasionado de la fe. Su profundo compromiso con la razón y la exploración de la verdad espiritual resuena a través los más de 100 años desde su muerte. Hoy, en una conversación con Sergio Gómez Moyano, escritor, profesor y filósofo nacido en Barcelona, exploramos la conexión entre la apologética de Benson y la experiencia contemporánea de transmitir la fe a través de la obra ¿Adónde te escondiste?

La Apologética de Robert Hugh Benson: Un Puente entre la Razón y la Fe:

Robert Hugh Benson, convertido al catolicismo desde el anglicanismo, dedicó gran parte de su obra a la defensa racional de la fe. A través de sus escritos como Lord of the World, sus novelas históricas y sus ensayos, desafió la idea de que la fe y la razón están inherentemente en conflicto. Con sus relatos sobrenaturales intenta situar a los materialistas en el ámbito de lo espiritual. Sus novelas históricas pretenden poner en su justo lugar a los que persiguieron a la  iglesia católica y le da a esta su valor a través de obras como Paradoxes of Catholicism o The religion of the Plain Main. Otra obra fundamental para entender su apologética es su autobiografía espiritual, Confessions of a Convert. Su legado se encuentra en el equilibrio armonioso entre la razón y la espiritualidad, sirviendo como un faro para aquellos que buscan comprender y defender su fe en un mundo cada vez más secularizado.

La Entrevista con Sergio Gómez Moyano: La Filosofía de Dios en el Aula

En la actualidad, Sergio Gómez Moyano lleva adelante la antorcha de la apologética de manera única, adentrándose en las aulas para enseñar Filosofía de Dios a estudiantes de secundaria. Su experiencia como profesor de religión se convierte en un testimonio contemporáneo de cómo la razón puede ser cultivada incluso en las mentes jóvenes. En sus clases desafía a las nuevas generaciones a cuestionar y reflexionar sobre las preguntas más profundas de la existencia.

En su libro ¿Adónde te escondiste?, Gómez Moyano fusiona elementos filosóficos y narrativos para guiar a los lectores, especialmente a los jóvenes, en un viaje de descubrimiento espiritual. Inspirado por la inquietud de sus alumnos y la instrucción de fomentar el pensamiento crítico, Gómez Moyano se sumerge en la tarea de desentrañar las preguntas fundamentales sobre la existencia de Dios.

Entrevista en infocatolica

Entrevista en Religión en libertad

(Comprar ¿Adónde te escondiste? en formato kindle: https://amzn.to/3SJ3FnJ o en formato tapa blanda: https://amzn.to/3Lpx6Xt)

El Encuentro entre Pasado y Presente

La entrevista revela la conexión íntima entre la apologética de Benson y el enfoque pedagógico de Gómez Moyano. Ambos abrazan la idea de que la fe no debe temer el escrutinio racional; de hecho, la razón puede ser un camino hacia una fe más profunda. Gómez Moyano, al igual que Benson, reconoce la importancia de estimular la mente de los jóvenes, confrontándolos con preguntas que despiertan su curiosidad y deseo de buscar respuestas.

De la comparación entre la apologética de Robert Hugh Benson y la experiencia de enseñar de Sergio Gómez Moyano, emerge una narrativa contemporánea de cómo la razón y la fe pueden coexistir armoniosamente. En un mundo donde las preguntas fundamentales a menudo se pasan por alto, esta conexión ofrece un faro de luz. ¿Adónde te escondiste? invitando a una nueva generación a cuestionar, explorar y descubrir el significado más profundo de su existencia. Benson y Gómez Moyano, a través de sus respectivas contribuciones, nos recuerdan que la búsqueda de Dios es un viaje que trasciende épocas y que la razón puede ser un aliado valioso en este camino de descubrimiento espiritual.

El vídeo de la presentación del libro ¿Adónde te escondiste?

Publicado en Artículos | Deja un comentario

Tradición

Tradición, que es otra forma de decir conciencia continua.
(De «El futuro del catolicismo » en Un libro de ensayos).

Comprar «Un libro de ensayos»: https://goo.gl/VR7Whs

Publicado en Artículos | Deja un comentario

Hablo sobre «Un libro de ensayos»

A pesar de que, sin duda, se trata de una obra menor de Robert Hugh Benson, no conviene descartarla como lectura para profundizar en el pensamiento del autor. Consta de siete «ensayos» o artículos de diversa procedencia y propósito.

  • Infalibilidad y tradición: Este artículo fue escrito a partir de una conferencia que Robert Johnson pronuncia ante la sociedad de santo Tomás de Canterbury, una organización de clero anglicano que tiene la tarea de estudiar la historia del cristianismo occidental. En ella da razón del nuevo dogma proclamado por el Concilio Vaticano I que declara la infalibilidad del Santo Padre en materia de fe y costumbres. No es una tarea fácil porque uno de los argumentos protestantes en contra de la Iglesia católica es que esta se ha dedicado a lo largo de los siglos a inventar dogmas espurios, añadidos a la revelación. Para aclarar el tema benson recurre a la tradición y la describe como un cuerpo vivo. Con un análisis biológico de la misma entiende que esta tradición puede ser en origen una semilla y convertirse a lo largo de los siglos en un gran árbol en que los pájaros pueden anidar. Era una semilla, pero todo lo posterior está contenido en ella. Y aquí es donde entra la infalibilidas del Papa como garantía de que se desarrolla correctamente la semilla. Por otro lado, intenta explicar el mecanismo por el cual se realiza la infalibilidad en la figura del Santo Padre. Y recurre a un símil bastante curioso y sorprendente de leer: compara la infalibilidad del Santo Padre respecto a las verdades de la fe con las matemáticas respecto de la inteligencia humana. Este ensayo es imprescindible para entender el talante intelectual de Robert Hugh Benson.
  • Los lechos de muerte de «María, la Sanguinaria» y de «Isabel, la Reina Buena»: Se trata de la descripción en contraste de la muerte de los momentos previos de la muerte de estas dos reinas inglesas. María, la Sanguinaria, reina católica, según la historia inglesa hizo correr ríos de sangre en su intento de restaurar el catolicismo en la isla británica. En segundo lugar, nos presenta el lecho de muerte de Isabel I, que fue adalidad del protestantismo anglicano en Inglaterra y persiguió injustamente a la iglesia católica (también hizo correr ríos de sangre, por cierto). Benson describe estos dos lechos de muerte en contraste entre sí y en contraste con sus vidas. La vida de María, según la historia inglesa, fue la de un fracaso tras otro, mientras que su lecho de muerte estuvo lleno de paz y fue consolada por los sacramentos de la Iglesia católica. Por otro lado, casi como contrapunto, Isabel vivió una vida plagada de éxitos. El mismo Benson explica en su novela By what authority? cómo esta reina sentó las bases de lo que sería el futuro imperio británico. No obstante, persiguió cruelmente a los católicos y de esto la historia británica apenas da cuenta. Como oposición a esta vida cargada de éxitos Isabel sufrió una agonía y un lecho de muerte terribles, y no quiso ser consolada y los sacerdotes anglicanos, a los que consideraba de adorno. Para profundizar más en el tema lea el artículo: Lechos de muerte en Robert Hugh Benson.
  • «Ciencia cristiana»
  • Espiritismo
  • Catolicismo
  • El catolicismo y el futuro
  • La conversión de Inglaterra

Publicado en Artículos | Deja un comentario

Robert Hugh Benson y la eutanasia

Se ha aprobado la ley de la eutanasia en España y con ella se abre otra puerta a la muerte. 

Escritores hay, afortunadamente, que realizan experimentos sociales en sus obras de ficción (no en la realidad). En estos experimentos llevan algunas ideas hasta sus máximas consecuencias prácticas. Los resultados pueden ser chocantes, al menos para la época en que sus libros se escribieron. 

Me viene a la cabeza esa tremenda e impactante novela de Aldous Huxley titulada «Un mundo feliz», aunque él la llamó «Brave New World» (1932). Recomiendo vivamente su lectura, porque el mundo en que vivimos se va pareciendo cada vez más a ese que describió el autor. Se trata de una sociedad dominada por el Estado que se encarga de hacer nacer y hacer morir a los que quiere, les destina a un trabajo concreto en la comunidad y les hace adorar aquello que hacen. Esto da lugar a unos humanos ingenuos, ignorantes de todo menos de aquello para lo que han sido condicionados e incapaces de amar y llevar con dignidad una vida afectiva. «Todo el mundo pertenece a todo el mundo», dice una de las máximas del sistema. Las relaciones deben ser esporádicas porque el amor y la familia son un peligro para la sociedad: pondrían en entredicho el papel del Estado. Parecen niños que juegan a ser mayores. Sexo, consumismo, entretenimientos proporcionados por el Estado y drogas oficiales mantienen a los individuos en un estado de supuesta felicidad. Y todo a cambio de un pequeña sacrificio: la libertad. El Estado te hará feliz, siempre y cuando le entregues tu libertad.

Otra de estas obras es Señor del mundo (Lord of the World) de Robert Hugh Benson. La escribió en 1907 y se supone que la trama ocurre alrededor del año 2000. En esta historia, el «experimento» social que el autor pretende probar en su laboratorio literario es el del humanitarismo progresista desarrollado sin oposición durante casi 100 años. Y llega a algunas consecuencias extremas. Una de ellas es la EUTANASIA, que se aplica con o sin consentimiento. Hoy en el país hablaba de la aplicación de la eutanasia en «un contexto eutanásico», sea lo que sea lo que eso signifique.

He aquí un fragmento del capítulo I de Señor del mundo:

Texto de la novela

«Mabel también estaba pensativa en su asiento con el periódico en el regazo, al deslizarse velozmente por la línea de Brighton. Estas noticias del Este la desconcertaban más de lo que ella dejaba ver; y, no obstante, un peligro real de invasión le parecía increíble. Esta vida occidental era tan apacible y cuerda; los pueblos tenían al fin el pie sobre la roca, y parecía impensable que fuesen forzados otra vez al pantano; era contrario a la ley de la evolución. Pero, al fin, no podía menos de reconocer que la catástrofe parecía ser uno de los métodos de la naturaleza…

Estaba sentada inmóvil, hojeando de vez en cuando el manojo de noticias y releyendo el editorial acerca de ellas: también él mostraba desánimo. Un par de hombres conversaban en el compartimiento de al lado sobre el mismo tema; uno describía las fábricas de munición del gobierno que había visitado, la anhelosa prisa que reinaba allí; el otro proponía preguntas y cuestiones. No había mucho confort allí. No había ventanas por dónde mirar; en las líneas centrales la velocidad era excesiva para la vista; el largo compartimiento inundado de luz suave era todo su horizonte. Contempló la blanca bóveda moldeada, las deliciosas pinturas enmarcadas en roble, los mullidos sillones, los melados globos colgados del techo que irradiaban luz solar y a una madre y su niño enfrente de ella.

Entonces sonó la gran cuerda, la apagada vibración creció levemente, y un momento después las puertas automáticas resbalaron y ella pisó el andén de la estación de Brighton.

Al bajar los peldaños que llevaban a la plazoleta, vio a un cura que caminaba delante de ella. Parecía un viejo muy enhiesto y fornido, pues, aunque su pelo era blanco, se movía ágil y enérgicamente. Al pie de la escalera, él se detuvo y se giró un poco, y ella vio con gran sorpresa que su rostro era el de un mozo, delicado y fuerte, con cejas negras y radiantes ojos claros. Entonces lo pasó, y comenzó a cruzar la plazuela hacia la casa de la tía.

En ese momento sin el menor preanuncio, excepto un agrio bocinazo en lo alto, sucedieron un montón de cosas. Una gran sombra se movió cubriendo el sol a sus pies, un estrépito de rotura hendió el aire, y un sonido como el respiro de un gigante; y al detenerse espantada, con un estruendo como de miles de cántaros que se estrellaran, un enorme objeto se aplastó contra el pavimento de caucho ante ella, y allí quedó, llenando media calle, agitando anchos alerones en su parte superior, los cuales se debatían y azotaban cual las aletas de un monstruo antediluviano, vomitando gritos humanos y comenzando de inmediato a bullir con vulnerada vida.

Mabel apenas se dio cuenta de lo que pasó después; pero se encontró al momento empujada adelante por una presión violenta desde atrás hasta que se detuvo temblando de pies a cabeza con los restos destrozados de un cuerpo humano gimiendo y retorciéndose a sus pies. Una especie de lenguaje articulado salió de él; captó distintamente los nombres de Jesús y María; y entonces una voz siseó de repente en su oído:

– Déjeme, señora. Soy un sacerdote.

Estuvo allí un rato más, aturdida por lo repentino del suceso, mirando casi fuera de sí al joven cura canoso de rodillas, con su americana desabrochada y un crucifijo fuera; lo vio inclinarse, agitar la mano en un rápido ademán, y musitar en un lenguaje que ella no conocía. Lo vio erguirse de nuevo, teniendo el crucifijo en alto, y moverse lentamente en el medio del ensangrentado pavimento, mirando a un lado y otro como por un llamado.

De los escalones del gran sanatorio que estaba a la derecha descendieron corriendo una cantidad de figuras, sin sombrero, de blanco, llevando cada una lo que parecía una Kodak de las antiguas. Sabía quiénes eran y su corazón dio un suspiro de alivio. Eran los operadores de la eutanasia. Entonces se sintió asida por un hombro y lanzada atrás y de inmediato se halló en primera fila de una multitud que oscilaba y gritaba, y detrás de una cadena de policías y civiles que habían formado cordón pata contener el embate.»

Robert Hugh Benson, Señor del mundo, Libro I, capítulo I, 2.

Publicado en Artículos | Deja un comentario

Horror: ¡venden la casa de R.H. Benson!

Con los beneficios que le proporcionó la venta de libros, Hugh compró una propiedad en un pueblo diminuto llamado Hare Street, a pocos kilómetros Buntingford, Hertfordshire, no muy lejos de Londres y hoy en día a un paso del aeropuerto de Standsted.

En ella intentó fundar una comunidad de artistas católicos, laicos o clérigos, que compartieran el pan y la oración y se dedicaran a sus artes en un ambiente amigo y tranquilo.

También fue el centro de operaciones de su intensa vida activa. (Recordemos que había que solicitar sus servicios como conferenciante con dos años de antelación).

La casa estaba llena de elementos (muchos hechos por él mismo) que eran como irradiaciones de su personalidad. Se pueden ver algunas aquí:

Es una lástima que el arzobispo de Westminter ‎Mons. Vincent Gerard Nichols quiera deshacerse de este regalo que legó Hugh a sus predecesores.

En la casa también se encontraba la tumba del autor, pero de momento no sé si sigue allí o han cambiado de ubicación sus restos mortales.

Detalle de la tumba de Robert Hugh Benson

Se ha abierto una página en Facebook para salvar la casa, abrir la capilla y los jardines al público: https://www.facebook.com/Saveharestreethouse/

Aquí dejo un enlace a la web de la inmobiliaria encargada de la venta:  https://www.rightmove.co.uk/property-for-sale/property-73290880.html

Otra web que se hace eco de la noticia: https://bensonians.blogspot.com/2019/09/salvar-la-casa-de-monsenor-benson-hare.html

Publicado en Noticias | Deja un comentario

¿Por qué Robert Hugh Benson escribió historias de fantasmas?

Aunque la obra más famosa que nos ha legado es la escalofriante novela futurista Señor del mundo, citada en más de una ocasión por el papa Francisco, no podemos dejar de lado el resto de su obra. Todos sus libros tienen un encaje adecuado dentro de su plan apologético. Un apartado importante dentro de sus obras es la descripción de hechos preternaturales. Sus dos libros de relatos cortos, The Light Invisible y A Mirror of Shalott, recientemente traducidos y publicados en la B.A.C., constituyen un eminente ejemplo. Sin embargo, el resto de obras están plagadas de escenas en las que se parece tocarse el mundo espiritual, como si se encontrara al alcance de la mano.

En este artículo se examinan los aspectos de su personalidad, las influencias familiares y sociales y el propósito personas que le condujo a escribir estos relatos de fantasmas. Se puede encontrar el original en los siguientes enlaces:

BIBLIOGRAFÍA

Benson, A.C., Hugh, Memoirs of a Brother (John Murray, London 1920).
Benson, R.H., A Mirror of Shalott (Benziger Brothers, New York 1907).
Alba triunfante (Gustavo Gili, Barcelona 1916).
Confessions of a Convert (Longmans, Green and Co., London 1913).
Lord of the World (Pitman, New York 1915).
The Necromancers (Sphere Books, Londres 1974).
Papers of a Pariah (BiblioLife, Charleston, SC 2009).
The King’s Achievement (Burns Oates & Washboune, London 1927).
The Light Invisible (Pitman and sons, London 1906).
Mysticism (Sands and Co., London 1907)
— «A Modern Theory of Human Personality»: Dublin Review 282 [1907], 78-96.
— «Phantasms of the Dead»: Dublin Review 300 [1912], 43-63.
— «Christian Science» en A Book of Essays (Herder, New York 1968).
— «Spiritualism» en A Book of Essays (Herder, New York 1968).
Grayson, J., Robert Hugh Benson (University Press of America, Lanham, MD 1998).
Martindale, C.C., The Life of Monsignor Robert Hugh Benson, 2 vols., (Longmans and Green, London 1916).
Pearce, J., Escritores conversos (Palabra, Madrid 2006).
Sáenz, A., El fin de los tiempos y seis autores modernos (Asociación pro cultura occidental, 1996, 2ª ed.).
Williams, D., Genesis and Exodus. A portrait of the Benson Family (Harnish Hamilton, London 1979)
Ratzinger, J., Discurso de Ratisbona, (https://es.zenit.org/articles/discurso-de-benedicto-xvi-en-la-universidad-de-ratisbona).

Publicado en Artículos | Deja un comentario

Los procesos de la fe

Image result for fe misticismo

«Eran tres los procesos mediante los cuales Dios conducía al alma: el primero era la fe externa, que asiente ante todas las cosas que se le presentan mediante la autoridad de costumbre, practica la religión y no tiene intereses ni dudas; el segundo sigue al despertar de las facultades emocionales y perceptivas del alma, y se manifiesta en las consolaciones, los deseos, las visiones místicas, los peligros; es en este plano donde se toman las resoluciones y se fundan las vocaciones y se experimentan los naufragios; el tercero, misterioso e inexpresable, consiste en la representación den la esfera puramente espiritual de todo lo que la ha precedido (tal como una representación teatral sigue a los ensayos) en la cual se comprende a Dios, aunque no se lo experimenta, se absorbe la gracia divina de manera inconsciente e incluso con cierto desagrado, y poco a poco el espíritu interior se conforma con las honduras de su ser, en lo más interno de las esferas de la emoción y la percepción intelectual, a imagen y ánimo de Cristo.»

Robert Hugh Benson, Señor del mundo, Segunda parte, Capítulo IV, I

Publicado en Artículos | Deja un comentario

El progreso tecnológico

«Los descubrimientos e invenciones más recientes de los hombres manifestaban una clara tendencia a desviar a las almas inmortales de la contemplación de las verdades eternas, dando a entender no que tales descubrimientos e invenciones fueran perniciosas en sí mismas, ya que a fin de cuentas permitían captar mejor las leyes maravillosas de Dios, pero sí que en la actualidad eran demasiado excitantes para la imaginación de los hombres».

Image result for invenciones tecnologicas

Señor del mundo, Parte II, capítulo II.

Publicado en Artículos | Deja un comentario