Tres años después

Un amigo, mucho más atento que yo, me ha recordado que hoy hace tres años que conseguí el título de doctor. Lo obvio es pensar en cómo pasa el tiempo… Volando. También recuerdo los años que costó que la tesis viera la luz. Me consta que hay mucha gente en el camino del doctorado. Y si yo lo conseguí estando casado y con hijos, trabajando a tiempo completo como consultor, es que se puede. Nunca hay que tirar la toalla. ¡Ánimo!

Foto de recuerdo con el tribunal, el director de la tesis y mi esposa al finalizar la defensa (29/01/2015)

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario