Robert Hugh Benson y Pío Baroja

En el libro de Pío Baroja “El árbol de la ciencia” se muestra un interés imposible de esconder por la ciencia. Parece el mismo interés que alienta a Benson. No en vano el libro está publicado en 1911, el mismo año en que Benson escribió “The Dawn of All”.
¿Qué diferencia hay entre el entusiasmo científico de Benson y el “entusiasmo” científico de Pío Baroja?
Una cosa está clara desde el principio. Para Benson, la visión científica es vertical y optimista. La ciencia descubre misterios escondidos que Dios ha puesto en la naturaleza, mientras que Pío Baroja no ve más que una fuente de amargura, como un ideal de verdad inalcanzable y completamente separado del mundo de la vida. La ciencia es verdad, mientras que, para vivir, la verdad es un obstáculo. Quizá el más sabio es el que se crea su mundo ficticio y vive en él.
Benson ve en la ciencia la confirmación y corroboración de las creencias del cristianismo, sobre todo en lo que se refiere a las realidades sobrenaturales, mientras que Pío Baroja ve en la ciencia una destructora de creencias y credos

Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario