La crítica imparcial de la Biblia

“Es un hecho ampliamente conocido que los críticos que han renunciado al cristianismo afirman, más que cualesquiera otros, que se acercan a las escrituras imparcialmente; pero esto es precisamente lo que no hacen. Ellos ya han decidido que la interpretación cristiana de la Biblia es falsa, que las Escrituras son una mera obra de mentes humanas más o menos perspicaces e imaginativas; y, por tanto, están obligados, inconscientemente por supuesto, a hallar evidencias de su posición” (De «Catolicismo y el futuro» en Un libro de ensayos“)

Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario